Atención al cliente 93 250 86 73

Medicina Estética

Tecnología Estética

En THE ROYAL CLINIC disponemos de diferente tecnología o maquinaria estética que ayuda a nuestros pacientes a conseguir mejores resultados en sus tratamientos no invasivos y entre ellos cabe destacar:

  • RADIOFRECUENCIA: Permite la mejoría de la flacidez cutánea estimulando con ondas de radiofrecuencia la creación de colágeno necesario para que la piel se vea más tersa y joven, reduciendo el envejecimiento progresivo. Se requieren varias sesiones para que sea más efectiva y alguna sesión de mantenimiento a medida que pasan los meses. También se utiliza en la recuperación de los pacientes que se han sometido a intervenciones quirúrgicas y en recuperación de lesiones musculoesqueléticas.
  • HIFU: Las siglas HIFU corresponden al inglés High-Intensity Focused Ultrasound que significan ultrasonidos focalizados de alta intensidad y nos permiten en medicina estética realizar tratamientos para tensar la piel y eliminar la grasa acumulada en diferentes zonas. Los ultrasonidos aplicados con un cabezal especial realizan microquemaduras en dermis profunda y tejido celular subcutáneo estimulando la producción del colágeno que produce tensado de la piel y una eliminación progresiva del acúmulo graso en las zonas tratadas, como cuello, abdomen y flancos, muslos, glúteos. Especialmente utilizado en cara y cuello para producir un “efecto lifting”, requieren varias sesiones y un mantenimiento posterior para mantener los efectos y mantener la piel más tersa.
  • ZIONIC®: Es el tratamiento de moda para remodelar el cuerpo y darle una forma más bonita. Consiste en una aparatología de masaje rotatorio profundo con emisión de radiofrecuencia resistiva que ayuda a reafirmar, a reducir la celulitis y la grasa consiguiendo una silueta más esbelta. La clave de Zionic es su trabajo de triple acción: dérmico, vascular y muscular. Así se logran resultados como atenuar la celulitis y piel de naranja, reafirmar la piel por el aumento de colágeno y elastina, proporcionar hidratación y densidad a la piel, tiene un efecto relajante y descontracturante y activa el sistema linfático. Como todos estos tipos de tecnología, requieren varias sesiones y un mantenimiento para prolongar sus efectos.
  • DERMALINFUSION®: Es un tratamiento dermatológico patentado y no invasivo “3 en 1” que exfolia, limpia y rehidrata la piel de forma simultánea gracias a su cóctel de serums y a la microdermoabrasión que produce su punta de diamante. Es un aparato estético que actúa de manera cronometrada con la piel, otorgando todos sus beneficios en el momento preciso. Su tecnología exfolia e hidrata en profundidad, dando resultados duraderos e inmediatos en todo tipo de piel, limpiándolas de impurezas, dándole un aspecto reluciente y sano. Se puede realizar cada 2-4 semanas y es una manera agradable de mantener la piel limpia de una manera más profesional.
  • DERMAPEN®: El tratamiento con microagujas o “microneedling” consiste en realizar múltiples micropunciones en la piel con un cabezal con microagujas que estimulan la dermis produciendo colágeno y regenera la epidermis dejándola más lisa y reluciente. Juntamente al tratamiento con Dermapen®, se pueden aplicar productos cosméticos, vitaminas, ácido hialurónico, peelings suaves, y plasma rico en plaquetas que así penetran más fácilmente a través de las micropunciones y se obtienen mejores resultados en el tratamiento realizado. Recomendamos hacer 1 sesión al mes durante 3 meses y luego repetirlo de vez en cuando para mantener los efectos.
  • LPG ENDERMOLOGIE®: El LPG es una aparatología que con sus cabezales de rotación, masaje y succión estimula la actividad celular de la piel para luchar contra toda manifestación antiestética (arrugas, piel flácida, grasa resistente, piel de naranja, etc…). La estimulación mecánica de las células, denominada endermologie®, permite reactivar los procesos de despertar, de forma natural y sin dolor. En The Royal Clinic disponemos del más avanzado LPG, el Cellu M6 Alliance, que nos permite realizar todo tipo de tratamientos para mejorar la celulitis, mejorar la silueta de las pacientes, estimular el rejuvenecimiento y especialmente útil para los pre y postoperatorios de cirugía estética como la liposucción, abdominoplastia, liftings, etc. Es conveniente realizar 2 ó 3 sesiones a la semana durante al menos 1 ó 2 meses para obtener resultados satisfactorios.
Peelings

Los peelings son compuestos ácidos que permiten mediante su aplicación sobre la piel una renovación y mejoría de su superficie obteniendo un rejuvenecimiento progresivo.

Existen diferentes tipos de peelings: ácido tricloroacético, fenol, glicólico, salicílico, pirúvico,  retinol, láctico, mandélico, etc. Según el tipo de piel y según lo que se quiera mejorar se aplicará uno u otro.

Existen peelings suaves, a bajas concentraciones, que mejoran superficialmente la piel produciendo una descamación moderada para casos leves y existen otros más fuertes que a altas concentraciones producen una mayor descamación que permiten una renovación celular más intensa y efectiva con un rejuvenecimiento mayor y una mejoría sustancial de las imperfecciones de la piel: arrugas, manchas, cicatrices…

Dependiendo del caso se utilizará un tipo u otro de peeling. Las personas que quieran mejorar sutilmente la piel, sin postratamientos largos, se tratan con peelings suaves como el glicólico, el salicílico o el pirívico, consiguiendo una mejoría progresiva de la piel realizándose varios de forma mensual hasta quedar una superficie más brillante, más sana y libre de impurezas.

En cambio, en personas que quieran tratar más intensamente su piel para mejorar arrugas, manchas y cicatrices de acné, se realizan peelings más fuertes como el de ácido tricloroacético y el fenol, que son peelings más intensos que producen una mayor descamación de la epidermis y renuevan más efectivamente la superficie cutánea, si bien requieren unos mayores cuidados posteriores hasta que la piel cura por completo. Se necesitan de 7 a 10 días de recuperación y aplicar diferentes tipos de cuidados para recuperar la piel “lesionada” por el peeling: lavados suaves, cremas regeneradoras, protección solar… hasta conseguir que la superficie de la piel se regenere del todo y se vean los resultados.

En combinación con los peelings se pueden aplicar otras técnicas medicoestéticas, como el Dermapen® o microneedling, láseres, radiofrecuencia, mascarillas con vitaminas, etc. Todo ello dependerá de los resultados que se quieran conseguir y del tipo de piel.

Mesoterapia Corporal

Consiste en la infiltración mediante microinyecciones de diferentes productos para reducir y mejorar los acúmulos grasos y celulitis y reafirmar la piel.

Según lo que quiera mejorar la paciente se utilizará un tipo u otro producto: compuestos lipolíticos para eliminar la grasa, estimuladores de colágeno para reafirmar, compuestos vitamínicos para dar nutrición a la piel, etc.

Se pueden tratar zonas como las cartucheras, el abdomen, los flancos, la cara interna de muslos y brazos, las rodillas, los glúteos, etc. Habitualmente, según el compuesto utilizado, se suelen aplicar 1 ó 2 veces a la semana y durante un tiempo de 8 a 10 semanas y realizar algunas sesiones  de mantenimiento pasados los meses.

Añadido a la mesoterapia, se suele combinar tratamientos con maquinaria estética como la presoterapia, la radiofrecuencia, el HIFU, crioterapia, láser, etc  para obtener mejores resultados y asó conseguir una mayor satisfacción de la paciente.

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Los tratamientos con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) en Medicina Estética permiten nutrir y rejuvenecer la piel para dar un aspecto más sano y lustroso.

EL PRP se extrae de la propia sangre del paciente realizando una punción venosa, similar a la que se hace en una extracción de sangre para una analítica. Una vez obtenida se realiza un proceso de centrifugado en el que se separan los distintos componentes de la sangre y de ella se escoge una porción denominada plasma (de color amarillento) el cual es rico en plaquetas. Estas células poseen un gran número de sustancias denominadas FACTORES DE CRECIMIENTO que promueven y estimulan la división celular, consiguiendo una reparación de los tejidos y una mejoría de las zonas tratadas.

El PRP es muy útil para cicatrización de heridas, reparación del tejido musculoesquelético y biorregenerador cutáneo y estimulador del crecimiento del pelo, entre otras acciones. Es por ello que lo utilizamos en Medicina Estética como terapia antiaging de la piel tratada (cara, cuello, escote, manos, etc) permitiendo a los pacientes mantener su piel más joven durante más tiempo.

Recomendamos hacer unas 3 sesiones iniciales, una al mes, y luego realizar un mantenimiento cada 3 meses para así retrasar el envejecimiento.

Juntamente al PRP añadimos complejos vitamínicos con ácido hialurónico u ozono que nos potencian aún más los resultados y se obtienen mejores resultados.

También es muy útil como terapia para regenerar heridas en intervenciones quirúrgicas o heridas traumáticas o de otro tipo y mejorar el aspecto del pelo del cuero cabelludo para retrasar la caída y mejorar la supervivencia de los folículos pilosos tras un trasplante de pelo.

Cargando mas tratamientos

Contacta con nosotros

Nombre*
Correo Electrónico*
Teléfono*
Asunto*
Mensaje